fbpx

Zuckerberg insiste en permitir que los políticos mientan en Facebook

La medida sigue siendo criticada por organizaciones de derechos civiles estadounidenses

Esta semana, Marck Zuckerberg declaró que la red social Facebook continuará adelante con su decisión de no revisar el discurso de los políticos a través de los verificadores de hechos de terceros.

Esta medida tomada por Facebook ha causado revuelo en las últimas semanas en los Estados Unidos, principalmente, entre los militantes del Partido Demócrata. Junto a los demócratas, se han unido diversos grupos de derechos civiles que han criticado a la compañía y sus decisiones por no superar errores del pasado

Mientras pronunciaba un discurso en la Universidad de Georgetown, el fundador de Facebook señaló que no está de acuerdo en vivir en un mundo donde las compañías tecnológicas tengan la última palabra en cuanto a la veracidad de los contenidos que se publican.

En tanto, la controversial medida de Facebook podría incidir en las tensiones entre la red social y los políticos de cara a la campaña presidencial del próximo año.

Mark Zuckerberg en la Georgetown University (Entorno Inteligente)

La compañía, con sede en California, se defiende y ha aclarado que sus intenciones son alcanzar una armonía entre la libertad de expresión y la batalla contra la información falsa en las venideras elecciones.

Zuckerberg respalda la idea de la descentralización de las plataformas tecnológicas y considera necesario incluir y dar voz a todas las personas para que la sociedad “no tenga que depender de guardianes tradicionales”.

Una lluvia de críticas hacia Facebook

Con alrededor de 2500 millones de usuarios diarios, la plataforma estadounidense afronta una serie de cargos los cuales niega reiteradamente: desde ser denunciado por censurar el discurso conservador hasta las crecientes presiones por hacer eliminar el discurso de odio y demás ofensas de la red social.

Así, el también CEO de Facebook expresó que la nueva política adoptada por la empresa no está orientada al beneficio de los políticos. Al contrario, está diseñada para que el usuario pueda ver y analizar por cuenta lo que los políticos le afirman.

Por su parte, activistas de derechos civiles aseguran que Facebook solo está trabajando un protipo de negocio.  Sostienen que la justificación de la protección a la libre expresión de la red social es solo una excusa y con ello, se le da el camino libre a Trump y compañía para generar odio, mentiras y desinformación en Facebook.

Por los momentos, Zuckerberg se ha negado a vetar los anuncios políticos y ya ha anunciado la conformación de una junta de supervisión para reevaluar las decisiones de contenido más controversiales de la compañía.

Botón volver arriba