fbpx

Encuentran un ‘iPhone’ de 2.137 años de antigüedad enterrado con una mujer

Arqueólogos encontraron un objeto rectangular extraño de color negro, encima de un esqueleto de una mujer enterrado en unas tumbas

Arqueólogos del Instituto de Cultura de Historia Material de San Petersburgo, encontraron un objeto rectangular extraño de color negro, encima de un esqueleto de una mujer enterrado en tumbas; el lugar de la excavación fue Ala-Tey, en la República de Tuvá (Rusia).

Arqueólogos desenterrando los cuerpos (reuter)

Los arqueólogos apodaron al esqueleto de la mujer como’Natasha’, mientras que el objeto rectangular asociado como un accesorio lo nombraron ‘iPhone’. El objeto asociado con el emblemático móvil de la manzana, cuenta con el mismo tamaño y también tiene agujeros en la parte inferior y superior al igual que el iPhone.

Esqueleto de la mujer encontrada (siberiantimes)

En una investigación a fondo se dieron cuenta que el objeto encontrado, era una hebilla de cinturón con más de 2.000 años de antigüedad; como se mencionó en párrafos anteriores, esto se encontraba en unas tumbas en una zona llamada Atlántida rusa, situado en Siberia. Lo peculiar de esta zona es que se encuentra completamente cubierta de agua y solo aparece pocos días del año.

Hebilla hecha con piedras preciosas (siberiantimes)

Uno de los investigadores que participó en la excavación, Pavel Leus, comentó que su equipo de arqueólogos llevan algunos años realizando varias expediciones al cementerio de Ala-Tey. Adicionalmente, Pavel Leus explicó que el hallazgo de ese sorprendente objeto fue realizado en el año 2016 pero los resultado fueron publicado recientemente.

«El entierro de ‘Natasha’ con un ‘iPhone’ de la era Xiongnu sigue siendo uno de los más interesantes en este sitio de entierro», Argumentó el arqueólogo.

En la investigación detallada de la hebilla, sus dimensiones eran de 18cm x 9cm y se encontraba hecha de piedras preciosas con pequeñas incrustaciones de cornalia, turquesa y nácar, además posee una decoración con monedas chinas “Wu Zhu” las cuales pudieron ayudar a los investigadores en torno a la antigüedad de este objeto, datándolo con 2.137 años.

Botón volver arriba