fbpx

Google compra Fitbit por $ 2,1 mil millones

Son muchas las dudas que genera esta nueva adquisición de la empresa estadounidense

Google está planificando crear su propio reloj inteligente y un hardware de banda de fitness, por lo que estaría dispuesto a comprar la aplicación Fitbit para cumplir sus metas rápidamente.

Pero primero , ¿qué es Fitbit? Es una compañía norteamericana, con sede en San Francisco, California.  Fitbit ofrece rastreadores de actividad y dispositivos de tecnología portátil con tecnología inalámbrica que arroja métricas personales del actividad y estado físico del usuario.

En la actualidad, el gigante tecnológico atraviesa un mal momento en lo que a wearables se refiere: no ha conseguido desarrollar su propio dispositivo.

No obstante, aunque Google se ha hecho  con muchas compañías en los últimos años, no siempre todo le sale como les gustaría. Un ejemplo de ello, es la compra de Motorola y su posterior venta a la multinacional china, Lenovo.

Samsung, Xiaomi, Huawei y Apple están apoderados de un mercado de wearables que es altamente competitivo y se encuentra en alza y Google no quiere quedarse atrás.

Aunque el comprar HTC en 2017 parece haber sido una buena decisión para Google, probablemente, no será tan fácil incluir a Fitbit , como ya lo hizo con la compañía taiwanesa.  De lograr la integración, próximamente podríamos estar disfrutando de las ventajas de la adquisición de  Google.

Un factor que la empresa estadounidense debe tomar en cuenta es que, a diferencia de HTC, Fitbit ofrece diversos servicios a sus clientes que debe conservar en todo el proceso de compra.

A través de un comunicado que anuncia la firma de un acuerdo definitivo para adquirir Fitbit, Sameer Samat, vicepresidente de administración de productos de Google para Android, Google Play y Wear OS, afirmó que el gigante tecnológico espera colaborar con Fitbit para unir lo mejor de las plataformas de relojes inteligentes y apps de salud. Asímismo, Google apuesta por construir la próxima generación de dispositivos portátiles.

Mientras tanto, entre los clientes que aman sus Fitbit existe una especie de controversia y dudas por lo que hará –o no- Google con todos los datos que Fitbit almacena sobre ellos y que tienen un carácter íntimo o que la adquisición de Google conduzca a una menor competencia de relojes inteligentes para todos los usuarios de Android.

 

 

Botón volver arriba