fbpx

El coche VIPER de la NASA cazará agua en la Luna en el año 2022

A la NASA no le basta haber llegado a la Luna, más allá de ello, su misión es estabilizar la presencia humana en tantos planetas sea posible, por el momento, solo se trabaja fervientemente en la Luna y Marte. Pero para lograr este propósito, es necesario contar con uno de los elementos más vitales para la existencia, el agua.

Si se busca presencia permanente, lo más indicados es tener agua en la propia Luna. y para eso se le «ha dado vida» al robot de la NASA, VIPER.

Éste rover tendrá como primera misión arribar al polo sur de la Luna para monitorizar y cuantificar de manera directa la presencia de agua en sector polares que siempre se mantienen sombreados. El coche exploratorio llegará en el mes de diciembre del 2022, siempre y cuando los planes se cumplan como se tienen estipulados.

Prototipo del coche lunar, VIPER (NASA)

¿Por qué vigilar estas zonas?

Estas zonas, durante millones de años, han logrado recolectar hielo, debido que no hay presencia de luz solar para derretirlos o vaporizarlos.  Sin embargo, esto no será una misión a ciegas, dado que la NASA ha confirmado la presencia de hielo luego de colisionar una sonda en la zona, aunque los datos no fueron concluyentes del todo, es por ello que enviarán a VIPER para transmitir datos más concretos.

VIPER tendrá medidas similares a un coche de golf, y llevará consigo un sistema de espectrómetro de neutrones el cual dejará ver a los ingenieros cualquier detección de el líquido vital. Al esta posicionado sobre un charco de agua, el rover usará un taladro de hielo llamado TRIDENT para realizar exploraciones en nuevos terrenos.

Visualización de hielo en la Luna debajo de la superficie mapeado por el VIPER (NASA)

Se espera que al llevar este procedimiento en zonas grandes, se recree un mapa que indique exactamente dónde se encuentran los depósitos de agua, que posiblemente conduzca a una mejor comprensión de la presencia de agua en la Luna.

VIPER

El VIPER se encuentra en proceso de fabricación en la actualidad, y será diseñado para trabajar por lapsos de tiempos limitados, pues al no contar con luz solar para cargarlo por medio de paneles, su tiempo de vida es limitado, es decir, cargará baterías para durar 100 días en la Luna, lo que posiblemente haga el coche pesado, algo en lo que la NASA deberá trabajar.

Botón volver arriba