fbpx

Queda ciego y sordo tras vivir de una dieta de papas fritas y salchichas por más de una década

Un joven residente del condado inglés de Bristol ha quedado parcialmente ciego y sordo tras seguir una alimentación basada en comida rápida.

El adolescente llamado Atan de 19 años lleva una década comiendo patatas fritas y salchichas porque, según informa la revista Annals of Internal Medicine, no le gusta la fruta ni las verduras. Esta dieta le ha llevado a padecer un trastorno de alimentación selectiva conocido como ARFID. La falta de vitaminas le causó daños irreversibles en el nervio óptico, padeciendo una afección conocida como neuropatía óptica nutricional.

La madre del chico explicó en The Independent que se dio cuenta de que algo no iba bien cuando su hijo empezó a perder el oído a los 14 años. El joven llevaba desde los 7 años comiendo solamente patatas fritas, salchichas, jamón procesado y pan blanco. 

Imagen ilustrativa (Pixabay)

El adolescente, que además desarrolló debilidad ósea, confesó que «desde la escuela primaria no comía alimentos con cierto tipo de texturas».

Ahora Atan continua comiendo casi lo mismo, aunque se nutrición se enriqueció gracias a los suplementos vitamínacos. La publicación del caso por parte de los médicos y con el consentimiento del joven es crear conciencia sobre este y cualquier tipo de trastorno alimentario.

Botón volver arriba