fbpx

China provoca nuevo cráter en la luna

Los cientificos no tienen dudas de que el nuevo cráter lunar fue producido por el impacto del satélite chino Longjiang-2

La NASA ha informado recientemente que su Orbitador de Reconocimiento Lunar pudo observar los rastros dejados por el impacto del satélite chino Longjiang-2 en la superficie de la Luna.

Fue el pasado 31 de julio que la nave espacial de origen chino se estrelló sobre el satélite natural de la Tierra, la luna. La nave, denominada Descubriendo el cielo en el Pathfinder de longitudes de onda más largas, o DSLWP-B por sus siglas en inglés, se precipitó después de haber cumplido su misión orbital en la luna.

En este sentido, el 14 de noviembre un científico de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) notó las cicatrices dejadas por el Longjiang-2 al impactar. Cabe destacar que este satélite fue lanzado el 20 de mayo de 2018 por la Administración Espacial Nacional de China, en compañía del satélite Queqiao, especializado comunicaciones de retransmisión.

Imágenes del antes y después del impacto (NASA)

Satélites gemelos

El Longjiang-2 fue una pequeña nave de un peso aproximado de 40 kilogramos (casi 100 libras) y que tuvo como objetivo, junto al Longjiang-1, validar tecnologías para observaciones de radioastronomía de baja frecuencia. A pesar de que es aparato estaba diseñado para orbitar la luna por un periodo de doce meses, se extendió un poco más.

Aunado a ello, China decidió que lo mejor debía ser estrellar al satélite contra la superficie lunar y así contribuir a que no se sature su órbita. El líder del equipo de la Cámara de Orbitadores de Reconocimiento Lunar (LROC) en la Universidad Estatal de Arizona, Mark Robinson, identificó un nuevo cráter lunar y todo indica que fue producido por el mencionado impacto.

Los astrónomos han estimado que el lugar de colisión está ubicado en las inmediaciones del cráter Van Gent (16.69 grados norte, 159.52 grados este). Estas aproximaciones fueron utilizadas por el equipo del Cámara de Orbitadores de Reconocimiento Lunar y así realizar una minuciosa comparación de las imágenes anteriormente tomadas.

Fue de esta manera como se pudo ubicar el nuevo cráter causado por el impacto del satélite (16.6956 grados N, 159.5170 grados E). Las primera estimaciones sólo tuvieron un rango de error de 1,076 pies del sitio real donde cayó el satélite chino.

Robinson se manifestó bastante seguro de que el nuevo cráter (de 13 pies por 16 pies (4 por 5 m), con el eje largo orientado de suroeste a noreste) hallado en la luna fue producido por la caída del Longjiang-2.

Botón volver arriba