fbpx

Google Home y Amazon Alexa han sido expuestos nuevamente por un error de seguridad

Google Home y Alexa han sido expuestos nuevamente, pues en esta oportunidad un grupo de investigadores de seguridad han descubierto una vulnerabilidad que incide directamente en los altavoces inteligentes de Google y Amazon.

Esta falla es delicada, dado que se convierte en una puerta de entrada para los bandidos informáticos, que pueden tanto espiar como llegar a estafar a los miles de usuarios de ambas marcas.

Estos criminales de red pueden disfrazar un virus y hacerlo como ver como las aplicaciones Alexa Skill o Google Action, y debido al detalle mencionado anteriormente, el hacker puede grabar a sus víctimas en silencio, e incluso, solicitar datos personales de su cuenta Google.

Amazon Alexa (Amazon)

Sin embargo, esta falla no ha salido al «mundo real», o por lo menos no se ha conocido un caso similar, todo lo contrario, fue evidenciada por investigadores de SRLabs, quienes inmediatamente

La vulnerabilidad es un buen recordatorio para vigilar de cerca el software de terceros que usa con sus asistentes de voz, y para eliminar cualquiera que sea poco probable que vuelva a usar cuando sea posible. Sin embargo, no hay evidencia de que esta vulnerabilidad haya sido explotada en el mundo real, y SRLabs reveló sus hallazgos a Amazon y Google antes de hacerlos públicos.

El equipo le han explicado a Google que el hackeo funciona escuchando todo lo que dice el usuario, aún cuando da la orden de detenerse, pudiendo captar información de carácter privado. Por otro lado, un función de horóscopo que trae Alexa logró evadir la orden de «detener» que ejecutó uno de los investigadores.

Google Home (Google)

También, las manipulaciones pueden hacer que los dispositivos emitan mensajes falsos, para luego usarlo como tapadera y solicitar contraseñas. Además, todo lo que dice el usuario es percibido, transcrito de forma automatica y reenviado al hacker.

Aunque, los investigadores lograron seguir la falla a fondo que les permitió seguir escuchando cuando aparentemente las funciones estaban detenidas.

Finalmente, tanto Google como Alexa se encuentran trabajando para seguir descubriendo este tipo de fallas, al mismo tiempo que las corrigen.

Botón volver arriba