CalVARio arbitral

Cuando ni la tecnología salva al fútbol de la polémica

Hace ya un año, el primer partido que se jugó del Mundial de Rusia pasó a ser el primer partido de la historia (al menos de los mundiales) en contar con asistencia de la tecnología VAR (video arbitraje), y esto no solo cambió para siempre el fútbol, sino que también originó una cadena de conversaciones y polémicas sobre si este sistema funciona correctamente o es en realidad una desventaja que facilita las injusticias durante los partidos.

Con el fin de ayudar a los árbitros en cuanto a determinar la validez de jugadas difíciles de analizar, el sistema de VAR está pensado para ser un complemento, no deshacerse de los árbitros de carne y hueso. Al principio se pensó que con dicha tecnología se contaría con la precisión suficiente para finalmente acabar con las constantes polémicas de jugadas del fútbol, pero en realidad esta idea no podría haber estado más equivocada.

En el año 2013, un arquitecto que desarrolló un método para analizar jugadas polémicas e hizo famoso por su método. Su nombre es Nacho Tellado, y su sistema funciona con AutoCAD, él utiliza técnicas geométricas con base en el punto de fuga, y así es capaz de determinar con mayor exactitud la validez de un fuera de juego, que era principalmente lo que estudiaba.

Así fue por varios años, hasta que al llegar VAR en 2018, Tellado aseguró que el método que utiliza esta tecnología es en realidad incorrecto, a pesar de las notorias mejoras del VAR.

Según él, el VAR traza una línea oblicua, que en realidad tiene que estar paralela en relación a las líneas de fondo, y esto no fuera tan preocupante si justo después de dichas acusaciones, el VAR no hubiese dejado de publicar sus imágenes con líneas propias para estudiar mejor los fuera de juego.

Tellado asegura que el VAR es un método que necesita aplicarse de la manera correcta y también interpretarlo, además de compararlo con su método dando el argumento de que un programa nuevo en proceso de mejoramiento no puede superar su método que lleva seis años funcionando correctamente.

No solo él ha hecho declaraciones en contra del VAR, también el delantero del Girona; Christian Stuani, el entrenador del Eibar; José Luis Mendilibar, el entrenador del Leganés; Mauricio Pellegrino, el centrocampista del Barcelona Sergio Busquets y Rafa Alkorta, director ejecutivo del Athletic. Parece que la polémica está lejos de terminar en el mundo del fútbol.

El Comité Técnico de Árbitros ha publicado datos que parecen respaldar el VAR, arrojando un margen de error de solo 1,89%, pero esta cifra es suficiente para crear un gran conflicto.

Muchas voces importantes están en contra y muchas a favor del VAR, pero cada vez parece quedar más en evidencia lo obvio; que es un sistema de ayuda y no un sustituto de la opinión del árbitro, una especie de manera de darle una doble repasada a las jugadas que antes no había. Es claro que las decisiones siguen dependiendo de humanos, por lo que evidentemente habrá fallos, eso además de que el VAR es un sistema en proceso de mejora, es solo un medio más para asegurarse de tomar mejores decisiones, por lo que al fin y al cabo siempre habrá lugar para polémicas.

El excolegiado y Director del proyecto VAR de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que además tiene en su historial más de doscientos partidos de Primera División, Carlos Clos Gómez ha dejado claro que es totalmente consciente de que ésta es simplemente una herramienta que, además, se acaba de implementar y que, a pesar de tener un buen porcentaje de precisión, aún está en un proceso de mejora constante. En definitiva, no es infalible.

Según él, es solo cuestión de tiempo y de que la gente el mundo del fútbol lo comprenda y se acostumbre a utilizarlo, ya que siempre hay un período de adaptación a los nuevos métodos. Y la verdad es que, de acuerdo con él mismo, era muy ingenuo pensar que el VAR realmente podría acabar con la polémica en jugadas de una vez por todas, eso está lejos de ocurrir.

Sin embargo Tellado insiste en que si estuvieran en su poder los cuatro millones de euros que se utilizan cada temporada para implementar VAR, su método sería mucho mejor, llegando a un nivel de precisión sin precedentes en la historia del fútbol.

Además destaca que aún queda por verse el verdadero potencial de VAR, ya que en sí no tuvo mucho con lo que trabajar en Rusia debido a la falta de jugadas polémicas que hubo en el pasado Mundial, dónde se implementó por primera vez dicha tecnología, aunque debemos resaltar que desde entonces ha mejorado muchísimo.

La periodista Mamen Hidalgo ve todo desde un punto de vista más realista, aceptando que aunque el VAR reducirá las injusticias en los partidos, sí que tiene un margen de error, ya que está en manos de personas y sus resultados son de carácter interpretativo.

Hidalgo sostiene que la mejor manera de ayudar a acabar con las polémicas además de la ayuda de la herramienta de VAR, es que los árbitros empiecen a dejar de lado su orgullo y comiencen a admitir sus errores y consultar jugadas. Ésta es la única manera de perfeccionar el sistema realmente, y aun así, aunque las personas desarrollen mejores tecnologías y su relación con ella casi alcance la perfección, seguirá habiendo errores, porque esa es la naturaleza humana. Por ahora solo hay muchas quejas del pasado sobre herramientas nuevas, y esto desafortunadamente no parece que vaya a cambiar en un futuro cercano.

Botón volver arriba