fbpx

Usan un chip en el cerebro para combatir la adicción a los opiáceos

Primer ensayo clínico en EE. UU para combatir la adicción a los opiáceos

Aunque es difícil de creer, los opioides son unos de los principales problemas globales en todo Estados Unidos, y según investigaciones realizadas no se ha encontrado ningún tipo de solución que frene el uso significativo de la sustancia. Aunque un equipo de investigadores pertenecientes al Intituto Rockefeller de Neurociencia (RNI) y la universidad de virginia occidental, comenzó a elaborar un ensayo clínico que utilizará tecnología incorporada dentro del cerebro para poder frenar la adicción de los opioides para los casos que necesitan obligatoriamente el uso de ese tratamiento.

(complejohospitalariouniversitariodealbacete)

Ambos equipos trabajaron en conjunto para implantar con éxito lo que llamaron «simulación cerebral profunda o dispositivo DBS en el cerebro de un hombre de 33 años de edad, esta es la primera persona en utilizar el ensayo clínico. El chip implantado en las personas cuenta con varios electrodos mínimos, unidos a partes estratégicas del cerebro las cuales se encuentran asociadas con el comportamiento de adicción y autocontrol.

El objetivo del DBS, es poder frenar la adicción a medida que se vayan enviando impulsos relacionados, para controlar los antojos en tiempo real de cada paciente, proporcionando datos valiosos a los investigadores sobre que es lo que ocurre en el caso de adicción a los opioides que resisten del tratamiento.

«Los opioides son como los opiáceos, tales como la morfina y la codeína, pero no se elaboran con opio. Los opioides se unen con los receptores de opioides del sistema nervioso central. Los opioides solían llamarse narcóticos. Un opioide es un tipo de alcaloide según el instituto nacional del cáncer

La adicción a esta sustancia ha sido la responsable del 49.6 muertes por cada 100.000 personas en West Virginia en el año 2017, señaló WVU. Siendo está la tasa más grande de muerte que se relaciona con esta sustancia en todo EE.UU. Existen otras alternativas de tratamientos mucho menos invasivas, las cuales se encuentran disponible, incluyendo los tratamientos alternativos de opioides que ayudan a los pacientes a aliviar el dolor crónico que desarrolla el cuerpo. Pero para los pacientes existentes que ya se encuentran sumergidos en la adicción a los opiáceos y que ningún otro tratamiento ha demostrado hacerle efecto, la opción más recomendable es el dispositivo tecnológico DBS.

(Uab)

El ensayo incluirá inicialmente 4 participantes, de los cuales se han sometido a distintos tratamientos completos, en diferentes programas, y a pesar de ello, continúan sufriendo de adicción. Los investigadores médicos y neurocirujanos implicados en este estudio, cuentan con una amplia experiencia en lo que se refiere al sistema DBS, el tratamiento ha sido aprobado por la FDA de otros trastornos, donde está la epilepsia y el trastorno obsesivo compulsivo. Este enfoque es realmente avanzado y si los resultados a largo plazo llegan a ser positivos podría ser un gran paso en relación al mundo de la salud.

Botón volver arriba