fbpx

Una de las mayores incógnitas del Sol : ¿Cómo se genera un «tsunami solar»?

Un estudio que ha durado varias décadas determina cómo nace un "tsunami solar" y cómo se pueden predecir.

El Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) ha realizado estudios que aportarían nuevos datos para una de las incógnitas más grandes con respecto al Sol. Tras un largo período de observaciones de 140 años, los investigadores han encontrado una forma para predecir los ciclos de manchas solares.

Esta información sería de gran utilidad para la superficie terrestre, según la Corporación Universitaria de Investigación Atmosférica. Los mencionados ciclos solares tienen una duración estimada de 11 años, como ya sabían los científicos; sin embargo, ahora los datos precisan exactamente en qué momento terminan dichos períodos.

Ciclo solar 23, comprendido desde 1996 a 2006 (NASA).

La investigación

Este nuevo hallazgo surge a raíz de simulaciones informáticas que realizaron un grupo de científicos. De acuerdo a Scott McIntosh, un astrofísico que fue parte de la investigación, después de estudios que duraron varias décadas, pudieron dar con la respuesta de cómo el interior del Sol es lo que impulsa el nuevo ciclo solar.

Los «tsunamis solares«, que son olas de plasma caliente que cubren la superficie del sol, pueden dar la explicación del paso de un ciclo solar a otro. Esto se debe a que el inicio de estas olas está marcado por parpadeos de luces ultravioleta, llamadas puntos brillantes coronales; es decir, sus movimientos iniciales y seguidas desapariciones son las que predecirían el final del actual ciclo solar.

Gráfica de los ciclos solares 22, 23 y 24 (NASA).

Con este descubrimiento se espera que, a partir de ahora, puedan predecir con mayor eficacia los ciclos de las manchas solares; esto a su vez, sería un factor determinante para prever las tormentas solares, las cuales afectan a la vida electromagnética de nuestro planeta Tierra.

Actualmente, tiene curso uno de estos ciclos, que finalizará en algún momento del 2020. Por consiguiente, los científicos seguirán observando y analizando con detalle este fenómeno para seguir obteniendo datos y ampliar el conocimiento que se tiene al respecto.

Botón volver arriba