fbpx

Un nuevo estudio relaciona el tinte para cabello con el cáncer de mama

Esto es lo que necesita saber

Un nuevo estudio reportado esta semana afirma que de los miles de ingredientes que entran en los productos para el cabello usados para teñir y alisar nuestro cabello, algunos podrían jugar un papel en el inicio del cáncer de mama en mujeres que ya están en riesgo. Pero antes de que entre en pánico y tire su tinte de caja, hay algunas cosas que necesitamos explicar aquí.

«Los investigadores han estado estudiando la posible relación entre el tinte para el cabello y el cáncer durante mucho tiempo, pero los resultados han sido inconsistentes», dice una de las autoras del estudio, la epidemióloga Alexandra White, del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental (NIEHS).

En este caso, los investigadores buscaron entre una cohorte de personas que tienen cáncer de mama en la familia, así que las que ya están en un grupo de mayor riesgo.

Entre casi 47,000 mujeres con hermanas diagnosticadas con cáncer de seno, investigadores del NIEHS y de la Universidad de Carolina del Norte identificaron un aumento significativo en la incidencia de la enfermedad entre aquellas que se tiñeron o alisaron el cabello con frecuencia.

La posibilidad de una asociación de este tipo no es exactamente nueva, ya que ha sido examinada en el pasado. Pero, como suele ocurrir con los riesgos potenciales para la salud, la investigación no ha dado una respuesta clara, y cualquier efecto correlativo suele ser bastante pequeño.

(SciTechDaily)

Pero el hecho de que los productos capilares estén entre las muchas fuentes potenciales de disruptores endocrinos y carcinógenos en nuestro medio ambiente ha justificado que los investigadores busquen vínculos con efectos nocivos para la salud.

El Estudio de Hermanas del NIEHS proporcionó una oportunidad ideal para que los investigadores volvieran a la pregunta, esta vez armados con una muestra más grande. Los participantes provenían de diferentes orígenes en todos los Estados Unidos y Puerto Rico, y respondieron a un cuestionario que incluye información sobre la frecuencia de uso de los productos para el cabello.

Entre las participantes que usaron un tinte permanente para el cabello al menos una vez cada cinco a ocho semanas, hubo un riesgo 8% mayor de desarrollar cáncer de mama posteriormente, en comparación con las que no usaron productos para el cabello.

Usar un producto para alisar al menos una vez cada dos meses hizo que fuera 30% más probable que una participante desarrollara cáncer de mama, independientemente de si eran blancas, afroamericanas o hispanas.

Pero para empezar a dar sentido a las estadísticas, necesitamos mirar detrás de los resultados e incluir algunos otros números. Todos estos porcentajes reflejan un riesgo relativo, no absoluto. Como hemos explicado antes al informar sobre los estudios de asociación:

«El riesgo relativo significa la mayor probabilidad de que un grupo desarrolle una enfermedad en comparación con otro (…).

Highlight application (people.com)

Mientras tanto, el riesgo absoluto es el que le dice qué tan probable es que contraiga una enfermedad».

Ese riesgo absoluto suele ser un número muy, muy pequeño. En este caso, ninguna de las mujeres del estudio tenía un diagnóstico previo de cáncer de mama. Pero como todas las personas en la base de datos tenían un miembro de la familia con cáncer de mama, su riesgo de desarrollar la enfermedad ya estaba por encima del de la población general.

Un estudio realizado en 2008 en más de 23,000 mujeres con hermanas diagnosticadas con cáncer de mama encontró que tenían entre 2 y 6.5 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad en algún momento de su vida, en comparación con el resto de la comunidad.

Basado en esta y otras investigaciones anteriores, todavía es posible que algo esté sucediendo con la exposición a los productos químicos para tintes para el cabello, pero esta no es la prueba definitiva que usted necesita para hacer esa afirmación.

Botón volver arriba