La cantidad de basura espacial podría impactar contra Estación Espacial Internacional

El aumento de la basura espacial y desarrollo del síndrome de Kessler prende las alarmas a Rusia

La acumulación de basura espacial en órbitas bajas, producto de la desincorporación y destrucción de satélites, podría perjudicar futuras misiones espaciales. Además, está latente la posibilidad de que algunos fragmentos impacten contra la Estación Espacial Internacional (EEI), lo cual preocupa a las autoridades de Rusia.

El director del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia, Boris Shustov, aseguró que la cantidad de basura espacial está a punto de alcanzar el umbral del síndrome de Kessler.

Imagen: Tangible

¿Qué es el síndrome de Kessler?

Se trata de una teoría desarrollada en la década de 1970 por Donald J. Kessler, consultor de la NASA, que plantea que la cantidad de basura espacial en la órbita baja de la Tierra sería tan alta que los objetos ubicados allí impactarían frecuentemente con los desechos. Esto ocasionaría un «efecto dominó», y de esta manera se crearía más basura.

El incremento de la cantidad de satélites en órbita, más la acumulación de los satélites antiguos, aumentan el riesgo de este escenario de colisiones que plantea Kessler.

Entre las consecuencias generadas podemos encontrar la interrupción de las comunicaciones globales, la imposibilidad de realizar vuelos espaciales o el debilitamiento de la inteligencia militar, según información publicada por la BBC.

Imagen: Eulixe

Militarización del espacio

La militarización del espacio es una de ramas del área desarrolladas actualmente. Los ensayos con armas antisatélites generan una gran preocupación, debido a que se incrementaría la basura espacial en órbitas bajas.

Por ejemplo, recientemente, el Gobierno de Francia anunció el lanzamiento de satélites con ametralladoras y láseres para destruir satélites antiguos.

Por otro lado, Rusia alertó el aumento de la probabilidad de impacto de basura espacial contra la EEI en un 5% con el lanzamiento de la Misión Shakti, por parte de India. La NASA también realizó una advertencia y generó un debate sobre la política espacial para evitar que se desarrollo el síndrome Kessler.

Ahora solo falta esperar los resultados de estas discusiones. Esperemos que no sea tarde cuando se planteen las posibles soluciones.

La NASA cultivará chile mexicano en el espacio

La NASA alimentó cucarachas con rocas lunares en sus experimentos

Botón volver arriba