fbpx

La NASA alimentó cucarachas con rocas lunares en sus experimentos

Usaron una muestra de los 382 kilogramos de rocas lunares recogidas por las misiones Apolo, entre los años 1969 y 1972

Existen experimentos de la NASA que son muy conocidos por la opinión pública. Todos se enteraron del aislamiento de Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins luego de caminar la Luna en 1969. Los tres astronautas fueron revisados para descartar la posibilidad de haber contraído infecciones o bacterias fuera del planeta.

Sin embargo, hay otros experimentos de la NASA que no son tan famosos y se realizaron de manera paralela. Uno de ellos consistió en encerrar con los astronautas antes mencionados a unos ratones que se les había inyectado rocas lunares trituradas o con cucarachas alimentadas únicamente con piedras del satélite natural de la Tierra.

Una muestra de los 382 kilogramos de rocas lunares recogidas por las misiones Apolo, entre los años 1969 y 1972 se utilizó para comprobar que no portaban organismos peligrosos para la vida en la Tierra. Ese era el objetivo de los experimentos realizados con animales, así como con vegetales.

Imagen: T13

«Teníamos que demostrar que no se contaminarían los seres humanos, ni los peces, pájaros, animales y plantas, así como cualquier especie con vida», afirmó Charles Berry, responsable de las operaciones médicas de la misión Apolo, en una entrevista ofrecida a la  televisión en 1999 .

Especies idóneas 

Lo primero que hizo la NASA fue escoger las especies más representativas: codornices japonesas como aves, dos peces, ostras y camarones marrones para los mariscos, así como cucarachas alemanas y moscas domésticas para representar a los insectos.

Después, los científicos se tomaron la tarea de moler, hasta convertir en polvo, 22 kilogramos de rocas lunares. El proceso se desarrolló de la siguiente manera: se horneó la mitad del material para esterilizarlo y  la otra mitad se dejó virgen.

Como paso tres, los ratones y las codornices fueron inyectadas con este material y para el resto de los animales se lo mezclaron en la comida. A los peces se lo mezclaron en el agua de las peceras.

El resultado de la investigación fue el esperado, a todas las especies les fue bien. Incluso, las cucarachas respondieron increíblemente con la dieta «exótica». Caso contrario con las ostras, no sobrevivieron a los experimentos, se dijo que influyó que estaban en su período de apareamiento.

Imagen: ABC

Pruebas en plantas

La NASA también trabajó de la mano con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para estudiar plantas, con el objetivo de buscar posibles reacciones adversas ante el contacto con el material lunar.

Los estudios incluyeron el cultivo de semillas en suelo lunar. Sembraron plantas de tomates, repollos, cebollas, tabaco y helechos. El resultado fue sorprendente, algunas plantas crecieron mejor en el regolito que en la arena terrestre.

En 1971 surgió una fuerte polémica debido a estas pruebas en animales. Como consecuencia, la NASA dejó de realizar los estudios, argumentaron que las razones no eran éticas, sino de eficacia: «Los científicos no estaban contentos con la cantidad de material desperdiciado en estos estudios», señala un informe de la agencia espacial estadounidense.

https://origin.zopplo.com/noticias/la-nasa-cultivara-chile-mexicano-en-el-espacio/

https://origin.zopplo.com/ciencia/nasa-da-a-conocer-asombrosas-vistas-cosmicas/

Botón volver arriba