fbpx

La ‘cazadora de Vallibona’, un dinosaurio en Castellón

Publican hallazgo de un espinosaurio

Una nueva especie de dinosaurio carnívoro, llamada Vallibonavenatrix, ha sido encontrada en el yacimiento de la masía de Santa Águeda, un lugar de tan solo cien habitantes en la castellonense comarca de Els Ports.

Se dice que este dinosaurio es el primer representante del grupo de los espinosáuridos, que fueron encontrados en la península ibérica, y estovo allí durante mucho tiempo. Aproximadamente unos 15 millones años, cuando la región era simplemente una llanura, cercana al mar. Un lugar que en muchas oportunidades era sometido por altas mareas. También vivió el Cretácico inferior el Morelladon Beltrani, una especie que fue apareada con el iguanodón, aunque este era herbívoro.

No obstante, Vallibonavenatrix es clasificado como un espinosáuridos, que vienen siendo dinosaurios carnívoros,y no son muy usuales en la península Ibérica, pero sí se registran gran cantidad en el norte de África y América del Sur, Asia e Inglaterra. Así lo menciona el paleontólogo José Gasulla, representante del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED. Este descubrimiento fue publicado en la revista Cretaveous Research.

Cintura pélvica de ‘Vallibonavenatrix cani’ (elpais)

Entre las características del dinosaurio se destaca una forma de cráneo y dentadura iguales a los de unos cocodrilos. Igualmente, se les conoce por que presentan espinas neurales en sus vértebras, lo que se genera una vela en el dorso de su espalda. Otro elemento a destacar es su neumaticidad de los huesos, lo que puede ser vista como unas cápsulas de aire, que aunque se muestren como animales de gran proporción, en realidad pesan poco lo que les permite ser muy rápidos al correr y muy buenos nadadores, puesto se cree que también son piscívoros.

De modo que, es hasta ahora el único fósil que se le conoce como Vallibonavenatrix, que cuenta con una estructura entre 8 y 9 metros, con vértebras dorsales y caudales y ciertos elementos de la cintura pélvica. Los pocos espinosáuridos que se ha conocido dentro de la península Ibérica, se han tomado como Baryony del Cretácico de Inglaterra. Pero actualmente se ha evaluado de manera más explícita, ha llevado a otorgarle una nueva clasificación.

Los fósiles que se les identificó fueron encontrados en la década de 1990, por Juan Cano Forner, un aficionado a coleccionar en el área de paleontología de Sant Mateu.

En conclusión todos estos hallazgos han sido de gran utilidad para la comunidad investigadora de paleontología, que da paso una nueva clasificación de dinosaurios.

Botón volver arriba