fbpx

Hombre muere después de ser lamido por su perro

Trágico y raro caso médico

Un hombre de 63 años en Alemania que contrajo una rara infección bacteriana después de haber sido lamido por su perro ha muerto, lo que hace que los médicos adviertan a los dueños de mascotas que deben estar al tanto de cualquier síntoma inusual.

Según un nuevo informe de caso, el paciente se presentó en el Hospital de la Cruz Roja en Bremen, Alemania, sólo después de tres días de síntomas graves. Inicialmente, había experimentado síntomas similares a los de la gripe, incluyendo temperatura elevada y dificultad para respirar.

Pero el día antes de ir al hospital, sus síntomas empeoraron. Una erupción había florecido en su cara, y estaba experimentando dolor en los nervios y músculos de sus piernas. Un examen más detenido reveló sangrado subcutáneo en sus piernas.

(Curiosoando)

Además, tenía lesión renal y disfunción hepática, así como hipoxia, falta de flujo sanguíneo a los músculos, y no estaba orinando.

Los médicos le diagnosticaron una grave infección sanguínea causada por la respuesta inmune del cuerpo (sepsis) y la púrpura fulminante, un trastorno de coagulación de la sangre que causa decoloraciones de la piel (advertencia: foto gráfica del brazo del hombre abajo).

Brazo del paciente después de una semana. (Mader et al., EJCRIM, 2019)

Fue tratado con un cóctel de antibióticos diseñado para cubrir Streptococos, Neisseria meningitidis, Haemophilus influenza y Staphylococcus aureus, pero sus síntomas continuaron aumentando -incluso tuvo un paro cardíaco, pero fue resucitado con éxito. Después de eso, lo intubaron y le pusieron un respirador.

No fue hasta el cuarto día de su hospitalización que los médicos finalmente aislaron e identificaron al culpable: una bacteria llamada Capnocytophaga canimorsus.

Este no es un microbio raro; de hecho, es un miembro normal y saludable de la flora gingival en gatos y perros de todo el mundo. Sólo se transmite a los seres humanos a través de mordeduras de perro a pacientes inmunodeficientes o comprometidos de alguna otra manera, como los alcohólicos.

(Expansión)

El hombre no había sido mordido ni herido de ninguna otra manera por su perro, ni tenía inmunodeficiencia ni estaba comprometido de ninguna otra manera; en las semanas anteriores a su enfermedad, su perro sólo lo había lamido. Pero en este caso, fue suficiente.

Durante los días posteriores a su diagnóstico, a pesar de un régimen de tratamiento ajustado, su condición empeoró. Múltiples órganos fallaron, y contrajo neumonía. El 16º día después de su ingreso, murió de un grave shock séptico.

Según la literatura médica, alrededor del 25% de los casos reportados de infección por C. canimorsus en humanos son mortales. Sin embargo, es posible, anotaron los médicos, que estas cifras no sean indicativas del mundo real, y que muchos casos nunca se reporten, ya que la infección podría aparecer y desaparecer sin que el paciente piense que tiene algo más que una gripe.

Botón volver arriba