¡Hay agua dulce debajo del océano Atlántico!

Descubrieron un enorme acuífero submarino compuesto por agua dulce, oculto aproximadamente a 182 metros bajo el lecho marino del océano Atlántico

La Tierra es hoy uno de los mayores enigmas de la ciencia, y por la que nos encontramos aún en la búsqueda de todos sus secretos para conocerla poco a poco. Científicos y equipos de investigadores siguen en búsqueda de nuevas informaciones geológicas, y ahora han conseguido algunos de ellos que podrían cambiar la historia desértica del planeta. El último descubrimiento demuestra que dentro de la corteza terrestre tenemos enormes acuíferos submarinos de agua dulce.

Un estudio reciente que se publicó en la revista Scientific Reports, realizado por investigadores de la Universidad de Columbia y de la Institución Oceanográfico Woods Hole, recientemente descubrieron un enorme acuífero submarino compuesto por agua dulce, oculto aproximadamente a 182 metros bajo el lecho marino del océano Atlántico.

Se estima que el acuífero pueda contener 2.800 km³ de agua dulce, tomando en cuenta que la salinidad puede variar a medida que nos vamos alejando de las costas, y nos vamos adentrando al océano a unos 120 Kilómetros. Este gran acuífero se encuentra entre el sur de New Jersey y Massachusetts.

lavanguardia.com

”Sabíamos que había agua dulce allí en lugares aislados, pero no sabíamos ni su extensión ni su geometría”, dijo la autora principal del estudio, Chloe Gustafson. “Podría llegar a ser un recurso importante en otras partes del mundo”, añadió.

En los estudios realizados hasta los momentos, se estima que cerca de las costas el agua tiene 1 pequeña parte por mil de sal. Se cree que puede ser, la formación de agua dulce más grande que se haya encontrado en el mundo de este tipo. El promedio entre la salinidad propia del mar que es de 35 por mil, es de 15 por mil, por lo que se convierte en un excelente negocio para su desalinización futura.

Alejándonos del tema comercial y volviendo a lo científico, encontramos que este tema era conocido por las petroleras que en ése momento explotaban extensos territorios submarinos de las costas de los EE.UU.

El matrimonio entre la ciencia y el negocio se dio hace veinte años cuando las industrias petroleras contrataron un equipo de científicos de la Universidad de Columbia, para desarrollar una técnica parecida a los rayos X, llamada sondeo electromagnético del suelo marino. En el equipo de científicos contratado para encontrar objetos ocultos debajo del mar, se encontraba Kerry Key, quien decidió utilizar esta tecnología comercial con fines científicos. Key es el autor de esta investigación que ha permitido detectar bolsas de agua dulce en medio del mar.

Muchas conjeturas se han tejido desde que se realizó este descubrimiento, una de las mas cribes es que estas bolsas acuosas son producto del hielo que quedó atrapado en muchas partes del planeta después de la última glaciación.

La principal utilidad que estos científicos refieren es a la búsqueda de más bolsas acuosas en sitios desérticos y zonas de baja producción de agua, como el continente africano.

Científicos publican en 3D un naufragio desconocido frente a la costa de EE.UU.

Nuevas teorías sobre el origen de la vida en el planeta Tierra

Botón volver arriba