fbpx

Han colocado a seres humanos en animación suspendida

Por primera vez

Un equipo de médicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland ha puesto a los seres humanos en «animación suspendida» por primera vez. Esto se hizo como parte de un ensayo que podría permitir a los profesionales de la salud reparar lesiones traumáticas como un disparo o una puñalada que, de otro modo, terminaría en la muerte, según un artículo exclusivo de New Scientist.

La animación suspendida – o «resucitación de preservación de emergencia», en el lenguaje médico – consiste en enfriar rápidamente el cuerpo de un paciente de diez a 15 grados centígrados (50 a 59 Fahrenheit) reemplazando su sangre por una solución salina helada.

Esto ralentiza la actividad cerebral lo suficiente como para que los cirujanos tengan tiempo -un par de horas- para realizar cirugías que salvan vidas.

(iStock)

Esto se debe a que el oxígeno ya no se transporta al cerebro, lo que detiene la producción de energía. Sin enfriamiento, incluso cinco minutos sin funciones cerebrales pueden causar daños irreversibles.

Después de la operación, el cuerpo del paciente se calienta de nuevo y se reinicia el corazón.

El equipo obtuvo permiso de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para llevar a cabo el ensayo incluso sin el consentimiento del paciente, ya que no existe ningún tratamiento alternativo disponible.

(Universidad Andrés Bello)

Una nota de precaución: el equipo aún no ha anunciado los resultados del ensayo, o si alguno de los pacientes ha sobrevivido a la prueba.

El investigador principal, Samuel Tisherman, dijo a New Scientist que espera anunciar los resultados para finales de 2020.

«Una vez que podamos probar que funciona aquí, podemos expandir la utilidad de esta técnica para ayudar a los pacientes a sobrevivir que de otra manera no lo harían», aseguró Tisherman.

Botón volver arriba