Despega por primera vez Starhopper, el cohete que nos lleva un paso más cerca de Marte

SpaceX, la compañía aeroespacial de Elon Musk sigue trabajando en su objetivo de llegar a Marte y hacen sus primeras pruebas para su cohete Starhopper.

El empresario Elon Musk co-fundador de SpaceX, fabricante de transportes aeroespaciales, ha reconocido en varias oportunidades que el objetivo principal de la compañía es el planeta Marte. Todos los proyectos desarrollados por la marca, desde cohetes hasta la misma publicidad, son destinados a este propósito.

En este sentido, la compañía comenzó a trabajar en un proyecto de grandes magnitudes con la Starship o BFR, una nave espacial de nueva generación. Sin embargo, para lograrlo ha comenzado con proyectos más pequeños como la Starhopper; el prototipo está desarrollado para evaluar tanto el despegue como el aterrizaje de la futura nave.

 

De esta manera, hicieron la primera prueba de lanzamiento del cohete Starhopper que resultó corta, pero exitosa a fin de cuentas. Para SpaceX se trata de un gran avance que los lleva cada vez más cerca de su meta, una nave que pueda transportar pasajeros a la Luna y, por supuesto, a Marte.

Además, después de que esta misma semana el cohete presentara una falla y terminara incendiándose, las expectativas estaban al máximo. Pero afortunadamente todo salió bien durante los 20 segundos de duración de la prueba. Sí, solo este corto tiempo porque como ya mencionamos, el propósito de la misma era solo supervisar cómo despegaba y aterrizaba. Su meta era alcanzar una altura de 20 metros, y según los responsables, lo logró.

Este cohete cuenta con menos de 20 metros de alto, pero en comparación, se estima que la Starship mida 120 metros. Asimismo, tendrá capacidad para transportar hasta 100 pasajeros, y aproximadamente 100 toneladas en material.

La nave espacial tendrá un factor favorable que será despegar y aterrizar en repetidas oportunidades, sin tener que pasar por reparaciones, o al menos con poco mantenimiento; esto quiere decir que disminuirá el coste con respecto a los lanzamientos que, por lo general, representan grandes pérdidas.

No obstante, queda mucho camino por recorrer para que esto suceda. Por esta misma razón, a través de Twitter, Musk informó que en las próximas semanas ya se estarían preparando para el próximo «salto» del cohete Starhopper, esta vez de 200 metros.

En cuanto a los motores, ambos transportes aeroespaciales usan motores Raptor: el cohete Starhopper uno, pero la Starship incorporará varios. Por su parte, el impulsor Super Heavy que se encargará de lanzarlo tendrá más de treinta motores de la marca.

Actualmente, SpaceX recauda fondos para la Starship y lo que han llamado Starlink, que serán satélites de Internet para la nave. Así, han conseguido más de 1 mil millones de dólares, lo que ha incrementado la cotización de la compañía hasta más de 33,3 mil millones.

Botón volver arriba