fbpx

Hipótesis de violenta colisión contra el planeta Júpiter detectada por la NASA

Un posible impacto sobre el planeta Júpiter por un planeta en formación con un núcleo 10 veces más grande que el planeta Tierra

Astrónomos de la NASA han compilado pruebas científicas sobre un posible impacto sobre el planeta Júpiter por un planeta en formación con un núcleo 10 veces más grande que el planeta Tierra. Se presume que el acontecimiento antes referido tenga una data de 4.500 millones de años después de nacimiento del sol.

La evidencia del choque astronómico fueron fotografías entregadas el 14 de agosto de 2019 (referencia de las imágenes y los científicos que las analizaron).

Imagen: canal13sanjuan.com

El planeta Júpiter está formado por gases, principalmente por hidrógeno y helio. Dentro de sus descripción característica es notable la gran mancha roja. Es el quinto planeta del sistema solar, además de ofrecer un gran brillo durante todo el año, siendo el mayor cuerpo celeste de nuestro sistema después del Sol, otra de sus características radica en ser el planeta más antiguo de nuestra constelación, incluso siendo más antiguo que el sol. Son argumentos tras las investigaciones de la Universidad de Munster en Alemania.

“En la universidad de Rice suponemos que los impactos, y en particular los impactos gigantes, pudieron haber sido bastante comunes durante los inicios del sistema solar. Por ejemplo, suponemos que nuestra luna se formó después de ese evento, dijo el astrónomo Andrea Isella, de la Universidad de Rice, en Houston.

Un escenario que se plantea es que, el planeta aún en formación fue absorbido por Júpiter

Los datos que se han podido observar desde Junio es que Júpiter tiene un núcleo bastante grande “diluido” representando del 5% al 15% la masa de todo el planeta.

“La nave espacial Junio mide el campo de gravedad de Júpiter con una precisión realmente extraordinaria. Los científicos usan esos datos para verificar la composición y las estructuras interiores de Júpiter”, dijo Shang-Fei Liu, profesor asociado de astronomía en la Universidad Sun Yat-sen en Zhuhai, China, y creador de la investigación que se publicó en la revista Nature.

Con modelos de computación pudieron indicar que una colisión de frente con un planeta en formación, con una masa aproximada 10 veces más grande que la Tierra. Este protoplaneta, con una composición muy similar a la del núcleo de Júpiter, pudo ser un poco menos masivo que los otros planetas distantes pertenecientes al sistema solar, capaz y se hubiese convertido en planeta gaseoso si no hubiera sido absorbido por Júpiter, argumentó Liu.

Botón volver arriba