fbpx

Bioplástico hecho de mango es el nuevo invento de dos estudiantes mexicanas

Las chicas crearon pajillas con este bioplástico y planean comercializarlo

Dos estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de México realizaron un revolucionario bioplástico que se hace con la piel del mango y con jugo de nopal, una planta familia del cactus.

Las mexicanas Itzel Paniagua y Alondra Montserrat López crearon unas pajillas (también llamadas bombillas, pitillos o popotes en otros países) con este nuevo tipo de biopolímero y gracias a ello alcanzaron el primer premio del Concurso Universitario Feria de las Ciencias, la Tecnología y la Innovación.

Ambas jóvenes comentaron que su inspiración estuvo basada en el deseo de hacer algo por el ambiente y que se dieron cuenta de que debían hacer algo al ver una gran cantidad de vídeos que muestran el daño que causa el plástico.

«¿Por qué no hacer algo que pueda ayudar al medio ambiente y que nos beneficie a todos, y de ahí con trabajo llegamos al final?», se preguntó Alondra.

Los nuevos popotes fabricados por las estudiantes son un poco más gruesos que los de plástico y de color marrón. También tienen un poco de olor a mango, sin embargo no afecta el sabor del líquido que se absorbe con ellos, destacaron las jóvenes durante su explicación.

Ambas creadoras ahora se planean comercializar estas pajitas, verificar su potencial y patentar el producto. Los pitillos de un solo uso son un grave problema para el ambiente, debido a que son muchísimas las que se usan a diario y al final terminan en la basura contaminando.

Podemos mencionar como ejemplo, que solo en la ciudad de Buenos Aires se usan dos millones de popotes al mes, esta cifra equivale a tirar 1,7 toneladas de plástico a la basura. De hecho, esta es la razón por la que el Gobierno de la capital argentina se unió a la prohibición del uso de los de plástico, como se hace en otros países del mundo.

Botón volver arriba