fbpx

El agujero de la capa de ozono alcanza su mínimo histórico

La NASA ha hecho público que el agujero de la capa de ozona ha alcanzado su tamaño mínimo desde que se empezó a observar en 1982. Esto es debido a las altas temperaturas en las capas altas de la atmósfera situadas sobre la Antártida.

A través de las investigaciones por parte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, y la agencia espacial de EEUU, pudieron comprobar como el agujero de ozono consiguió su tamaño máximo de 16.4 millones de km cuadrados el 8 de septiembre y después disminuyó a 10 millones, en tan solo dos meses.

Los científicos explicaron que en condiciones normales, en ésta época, el agujero se extiende hasta un máximo de 12.8 millones de km cuadrados.

Esta disminución se debe al cambio climático, en concreto, por el incremento de la temperatura en la atmósfera. «No es una señal de que el ozono se encuentre en una vía rápida hacía la recuperación», asegura el experto de la NASA, Paul Newman.
El agujero de ozono se crea al final del invierno del hemisferio sur, a medida que los rayos del sol que se desplazan a la estratosfera desencadenan reacciones químicas que achican el ozono. Con temperaturas más calientes se crean menos reacciones, lo que limita el proceso de agotamiento del ozono.
Ésta seria la tercera vez en los últimos 40 años que las condiciones atmosféricas con altas temperaturas limitan el agotamiento del ozono. En 1988 y 2002 este efecto causó la disminución del agujero en la Antártida.
Botón volver arriba