fbpx

Nuro utiliza robots de entrega para ayudar a combatir el COVID-19

Los prototipos R2 de Nuro transportan suministros médicos para ayudar a los trabajadores de salud y a los pacientes con coronavirus

Nuro, la nueva empresa de vehículos autónomos fundada por dos ex ingenieros de Google, está utilizando su pequeña flota de robots de entrega legal para transportar suministros médicos alrededor de dos estadios de California que se han convertido en instalaciones de tratamiento para personas afectadas con COVID-19.

La pandemia de coronavirus ha obligado a las compañías de automóviles autónomos en California a cerrar temporalmente sus operaciones, gracias a las órdenes de «refugiarse en el lugar» que prohíben el transporte no esencial. Pero Nuro se dio cuenta de que aún podía desempeñar un papel en la entrega de productos para los trabajadores de la salud mediante el uso de sus vehículos prototipo R2. Estos vehículos eléctricos livianos están construidos desde cero para operar sin conductor y, con ligeras alteraciones, también podrían proporcionar una entrega sin contacto, dijo Dave Ferguson, cofundador y presidente de Nuro.

«Los robots no están resolviendo esta crisis», dice Ferguson. Pero al proporcionar «entrega de bienes verdaderamente sin contacto», Nuro puede ayudar a proporcionar suministros esenciales a los trabajadores de atención médica de primera línea que luchan contra el virus. «Eso es realmente muy beneficioso para ambas partes al reducir drásticamente toda posibilidad de contagio», dijo.

Noticias tecnología, móvil, gadgets

Los robots de Nuro transportan alimentos, equipo de protección personal (EPP), ropa de cama limpia y otros suministros a los trabajadores en dos instalaciones en California: el Centro de eventos en San Mateo y el Sleep Train Arena, que generalmente alberga a los Sacramento Kings. Ambas instalaciones se han convertido en hospitales de campaña para manejar el desbordamiento de pacientes que han contraído COVID-19.

Los trabajadores humanos cargan y descargan los vehículos en cualquier extremo de la ruta. Por lo general, los vehículos de Nuro requieren que el destinatario de la entrega ingrese un código en una pantalla táctil para abrir las puertas. Pero para que sea realmente sin contacto, solo se requiere que los trabajadores den su aprobación a la cámara del vehículo y un operador de Nuro que controla la transmisión en vivo abrirá las puertas de forma remota.

Uno de los vehículos de Nuro estará operando dentro del Sleep Train Arena, haciendo entregas a los trabajadores en cualquier extremo de la instalación. «El transporte que estamos haciendo reduce la cantidad de transporte que de otro modo tendría que hacer el personal de atención médica», dijo Ferguson. «Aquí es donde están todos los pacientes con COVID, por lo que esta es efectivamente un área de exposición de muy alto riesgo».

Los vehículos en ambos lugares están en rutas fijas y planificadas previamente en caminos privados, lo que minimiza la posibilidad de que encuentren algo demasiado complicado. Si bien son capaces de viajar hasta 25 mph, los vehículos R2 estarán limitados a 5 mph en exteriores y 2.5 mph en interiores.

Automotive News

Esto representa un cambio significativo a las operaciones típicas de Nuro, que se centran en la entrega de comestibles y alimentos en Arizona y Texas. Además de una pequeña cantidad de vehículos R2, la compañía también realiza entregas utilizando su flota de Toyota Priuses modernizados con dos conductores de seguridad en cada uno. Pero debido a las reglas de distanciamiento social, la compañía solo está utilizando un conductor de seguridad por vehículo para sus rutas de entrega en Arizona y Texas, y opera principalmente su vehículo manualmente. Las pruebas en California se detuvieron temporalmente en respuesta a las normas de la pandemia COVID-19 y el refugio en el lugar.

La compañía también tiene la distinción de ser el primer operador de vehículos autónomos en recibir una exención federal para producir vehículos sin conductor de producción en masa sin controles tradicionales como volantes o espejos laterales. Nuro también fue aprobado recientemente para probar sus robots de entrega sin conductor en las vías públicas de California, convirtiéndose en la segunda compañía en recibir dicho permiso.

La pandemia lo ha convertido en un momento extremadamente precario para las compañías de automóviles autónomos, especialmente aquellas que no han podido obtener fondos suficientes para mantener sus operaciones a través de un cierre prolongado. Pero Ferguson dijo que Nuro hasta ahora ha sido capaz de evitar despidos y licencias mediante el desarrollo de herramientas que permiten a su equipo de operaciones «contribuir de forma remota desde sus hogares», así como invertir en la simulación que le permite continuar ejecutando sus pruebas de vehículos en un mundo virtual.

«Nos sentimos bastante bien porque esto está bajo nuestro control», dijo Ferguson, «y depende de nosotros ejecutarlo y hacer que suceda».

Botón volver arriba