fbpx

Hayabusa2, la sonda japonesa, regresa con muestras del asteroide Ryugu

Los datos obtenidos pueden aportar novedades del origen del Sistema Solar

La nave espacial Hayabusa2 de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), regresa a la Tierra después de su misión de exploración en el asteroide Ryugu. Tras seis años en esta tarea sin precedentes, la sonda finalmente abandona la órbita del astro para emprender su viaje de vuelta.

Hayabusa2, entonces, traerá las muestras que recolectó durante este período de tiempo, y los cuales podrían proporcionar importantes datos en cuanto al origen de nuestro Sistema Solar, hace más o menos 4.600 millones de años.

La sonda Hayabusa2 posada sobre el asteroide Ryugu (JAXA).

De acuerdo a la JAXA, este viaje de retorno debería ser considerablemente más corto en comparación con el de ida; esto se debe a que el planeta terrestre y Ryugu se encuentran bastante más cerca ahora.

Por ende, se espera que la nave espacial -que tardó unos tres años y medio en abarcar los 300 millones de kilómetros que los separaban para aterrizar en el asteroide– esté cruzando nuevamente la atmósfera de la Tierra a finales del próximo 2020, específicamente al sur de Australia, según informa Koichi Hagiuda, ministro de Ciencia y Educación de la nación japonesa.

Botón volver arriba