fbpx

Oxígeno en Marte se comporta de manera errática

Los científicos no pueden explicar el comportamiento del oxígeno y esperan saberlo en el 2020

Los datos provienen de Curiosity, el rover de Marte que ha estado haciendo su lento y metódico trekking a través del suelo del cráter y subiendo el pie del Monte Sharp en el centro del mismo.

El robot no sólo está mirando hacia abajo las rocas que se encuentran debajo de sus huellas, sino que Curiosity también toma lecturas de la atmósfera marciana para medir los cambios atmosféricos estacionales. Ha estado allí arriba durante tres años en Marte (es decir, seis años terrestres), y los científicos que estudian las mediciones han notado que el oxígeno en la atmósfera del planeta no se está comportando como se esperaba.

En realidad no hay mucho oxígeno en Marte. La mayor parte de su atmósfera delgada (95% en volumen) es dióxido de carbono, o CO2. El resto está compuesto por 2,6% de nitrógeno molecular (N2), 1,9% de argón (Ar), 0,16% de oxígeno molecular (O2) y 0,06% de monóxido de carbono (CO).

La atmósfera de la Tierra, por el contrario, es principalmente nitrógeno, con un 78,09% en volumen, y 20,95% en oxígeno.

(cnn español)

En Marte, la presión atmosférica cambia a lo largo del año. En el hemisferio invernal, el CO2 se congela sobre el polo. En primavera, cuando los casquetes polares se derriten y liberan el CO2, la presión aumenta inicialmente en ese hemisferio y luego se nivela a medida que los gases se redistribuyen hacia el hemisferio invernal.

Durante la primavera y el verano, el oxígeno aumentó alrededor de un 30%, volviendo a los niveles normales en otoño. Esto sucede todos los años, pero como la cantidad de oxígeno que sube varía de un año a otro, parece que algo está añadiendo el oxígeno y luego lo está quitando de nuevo.

No se conoce ningún proceso que pueda producir este resultado.

La pregunta obvia para una medición tan extraña era si podría haber algún problema con el instrumento o software del espectrómetro de masas cuadrupolar. Varios chequeos vieron que todo estaba funcionando bien.

Otra posibilidad era si el oxígeno podía ser producido por el agua. Esto fue rápidamente descartado también – no hay suficiente agua en la atmósfera marciana.

(NASA -Seán Doran)

«Estamos luchando para explicar esto», dijo la científica planetaria Melissa Trainer, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA.

Lo que eso podría ser sigue siendo una gran incógnita. Ambos gases pueden ser producidos a través de procesos orgánicos -es decir, vida- y ambos pueden ser producidos a través de procesos geológicos.

Todavía no tenemos ninguna evidencia de que haya vida en Marte, pero tampoco se puede descartar como causa. Marte 2020 va a buscar fósiles, así que tal vez lo averigüemos pronto.

Botón volver arriba