fbpx

Cohete espacial de SpaceX supera prueba clave

SpaceX perdió tres vehículos anteriores durante estas pruebas de presión en frío

Este fin de semana,SpaceX superó con éxito un gran hito en el desarrollo de su cohete de espacio profundo de próxima generación llamado Starship, que está diseñado para enviar algún día carga y personas a la Luna y a Marte. Durante la noche del domingo, un prototipo del cohete se sometió a una prueba de presión súper fría en Texas y permaneció intacto en el banco de pruebas, allanando el camino para que este vehículo en particular vuele a baja altitud en las próximas semanas.

Pasar esta prueba es un paso importante para SpaceX ya que esta misma prueba ha destruido otros prototipos de Starship. Conocido como una prueba criogénica, implica llenar el vehículo con nitrógeno líquido increíblemente frío para ver si el vehículo puede manejar los mismos tipos de temperaturas y presiones con las que tendrá que lidiar cuando esté lleno de propulsores súper fríos para los lanzamientos. SpaceX perdió tres vehículos anteriores durante estas pruebas de presión en frío; los prototipos explotaron o implosionaron mientras estaban en el banco de pruebas en las instalaciones de SpaceX en Boca Chica, Texas.

Los ingenieros instalarán el motor Raptor desarrollado recientemente por SpaceX en la base del prototipo esta semana. Luego, la compañía encenderá el Raptor para ver si el motor funciona correctamente. SpaceX desarrolló el motor Raptor específicamente para Starship, y el diseño final del cohete requiere seis de estos motores para impulsar el vehículo. Pero SpaceX solo usará un Raptor en este prototipo, con planes para aumentar ese número en vehículos futuros. El próximo prototipo tendrá tres motores Raptor, según el CEO de SpaceX, Elon Musk.

Astrobitácora

SpaceX tiene la intención de volar el prototipo hasta una altitud de 492 pies, o 150 metros, y luego aterrizarlo nuevamente en el suelo en una sola pieza. Sería una prueba corta de «salto», destinada a probar la capacidad del vehículo para despegar y luego usar su motor para aterrizar suavemente. Este tipo de aterrizaje propulsivo es la forma en que SpaceX aterriza sus cohetes Falcon 9 después del lanzamiento, y es la misma técnica que utilizara el Starship cuando aterrice en la Tierra después del lanzamiento o cuando aterrice en otros mundos, como la Luna o Marte.

SpaceX realizó una prueba de salto similar en agosto con un prototipo de Starship llamado Starhopper. Ese vehículo no se parecía al diseño final de Starship, se parecía más a una torre de agua con patas de aterrizaje. Pero este nuevo prototipo debería ser más similar en tamaño y forma a Starship cuando vuela. Musk afirma que todo debería estar «físicamente listo» para la prueba de salto en unas pocas semanas, pero las aprobaciones regulatorias de la Administración Federal de Aviación «pueden tomar más tiempo».

Mientras tanto, SpaceX sigue actualizando el diseño de Starship e implementando cambios en futuros vehículos. La producción del próximo prototipo de Starship ya está en marcha a medida que la compañía continúa desarrollando este cohete a un ritmo rápido en Boca Chica.

Botón volver arriba