fbpx

Boeing realizó una prueba de aborto de la plataforma de lanzamiento del Starliner con éxito

Boeing ha logrado uno de los retos claves para poder llegar a la luna junto con los astronautas a bordo

La compañía Boeing ha logrado uno de los retos claves para poder llegar a la luna junto con los astronautas a bordo del CST-100 Starline. El socio comercial de la tripulación de la NASA, pudo demostrar que su sistema de aborto de plataforma de lanzamiento está funcionando perfectamente. Este es un sistema de seguridad esencial de la NASA y se requiere que esté en el espacio antes de que la empresa aeroespacial ponga los astronautas a bordo del Starliner.

(Pinterest)

La misión demostrativa consistía en simular la configuración de seguridad sobre el cohete ULA Atlas 5 para así no tener ningún problema al momento que se hiciera el lanzamiento real con una tripulación abordo. Después se activaron los motores de aborto, ayudando a empujar al Starliner junto con el módulo de servicio a una distancia segura del cohete lanzador. El percance que sufrió la prueba fue que solo se desplegaron dos de los tres paracaídas; la compañía ya se encuentra investigando la causa del pequeño problema, para anticipar cualquier posible daño.

Sin embargo, NASA y Boeing informan que la necesidad e utilizar este sistema es para un escenario muy poco probable, pero ambos se encuentran avocados a una seguridad plena a medida que se están desarrollando naves espaciales para transportar a las tripulaciones de la NASA.

(ParabolicArc)

Boeing diseñó un sistema de prueba antropomórfico a bordo; este se encuentra cargado de sensores con el objetivo de proporcionarle a la empresa y a la NASA todos los detalles por medio de datos, sobre el impacto del sistema de aborto a cargo de un humano que estará sentado en el Starliner en el caso que este fuera un incidente verdadero con una tripulación involucrada. Su objetivo es proporcionar mucha más información de como las personas experimentan un aborto de este tipo, generando información clave del por qué el tercer paracaídas no se pudo disparar.

El primer Starliner sin tripulación está planeado que se lance este próximo diciembre a la EEI para otra prueba, antes de ser lanzado con una tripulación a bordo.

Botón volver arriba