fbpx

Agujeros negros supermasivos que consumen galaxias enanas

Este nuevo hallazgo de los astrónomos se hizo público el pasado 11 de octubre de 2019

En la comunidad científica dedicada a la astronomía es comúnmente sabido que en su mayoría, las galaxias albergan, en sus centros, agujeros negros supermasivos. Sin importar el tamaño de la galaxia, siempre existe una alta posibilidad de la presencia de estos agujeros, que sin duda pueden determinar la formación de estrellas en su galaxia de origen a causa de la manera de alimentarse.

Los estudios científicos han determinado la relación mutua entre los agujeros negros supermasivos  y las galaxias grandes. Sin embargo, no existen muchos estudios enfocados en los efectos de un fenómeno similar en galaxias enanas.

Recientemente fue publicado un trabajo de investigación en el cual se pone de manifiesto una de las principales consecuencias de la presencia activa de un agujero negro: estos están en la capacidad de detener la formación de nuevas estrellas.

Este nuevo hallazgo de los astrónomos se hizo público el pasado 11 de octubre de 2019, en la revista científica The Astrophysical Journal, en el cual se determinó que las partículas y los vientos de gas energético emitidos por los agujeros negros pueden llegar a interrumpir el desarrollo de nuevos astros dentro de las galaxias enanas.

La Vía Láctea junto a una misteriosa galaxia enana llamada Antlia 2 (discovermagazine)

¿Qué ocurre realmente?

Este es realmente un descubrimiento rodeado de aspectos que nos científicos no se imaginaban, además de que nunca antes habían sido estudiados los vientos de los agujeros negros de tal manera. Y gracias a ello se pudo conocer las altas magnitudes de estos vientos que influyen de manera directa en el crecimiento estelar de determinadas galaxias.

Concretamente el fenómeno que ocurre es que las galaxias jóvenes poseen una cantidad de gas, que al enfriarse, se contrae y se colapsa y deriva en una estrella. Otra manera de impedir este proceso es que el viento empuja al gas a la afueras de la galaxia y se elimina así la materia prima fundamental para la formación de los astros.

A través de un comunicado de prensa la autora principal del estudio, la doctora Christina M. Manzano-King de la Universidad de California, con sede en Riverside, afirmó que este proceso regula la cantidad de gas disponible para formar estrellas.

Sin embargo, la coautora de la investigación, Laura V. Sales, comentó que el fenómeno fue estudiado en seis galaxias y se pudo observar el impacto verdaderamente negativo en la capacidad de estas galaxias enanas en creer cuantitativamente en lo que a estrellas se refiere.

 

 

Botón volver arriba