fbpx

Aquí la historia de los eclipses solares

La primera predicción de un eclipse se logró sin tener a la mano una calculadora o computadora

Aproximadamente cada dos años ocurre un hecho que a la humanidad siempre le ha parecido algo asombroso de observar y que por cientos de años fue un misterio el cómo predecir el momento en que pudiera ocurrir un eclipse solar.

Ciertamente los antiguos astrónomos tuvieron complicaciones para descifrar la manera de calcular el lugar y el momento específico en que se produce este fenómeno. Sin embargo el desarrollo de la ciencia lo hace todo posible y los secretos de los eclipses solares no fueron la excepción.

La historia comienza el siglo XVII cuando el matemático, físico, astrónomo y teólogo de origen inglés, Isaac Newton, desarrolló las leyes del movimiento y de la gravitación universal gracias a una manzana que cayó de un árbol, una tarde en la que se encontraba en la casa de su madre descansando.

Sir Isaac Newton (dnaindia)

Leyes de Newton

Este destacado científico logró observar como la manzana pasada de estar quieta y al caer tomaba aceleración, es decir, que existía una fuerza que la Tierra ejercía sobre ella que la empujaba hacia el suelo. Con el paso de los años Newton estableció que cada acción tiene una reacción igual pero contraria.

Ese modo de ver al mundo lo llevó a afirmar que así como la Tierra ejerce una fuerza sobre todas las cosas, en este caso la manzana ejerce también una fuerza sobre la Tierra. En este sentido la fuerza de gravedad debe ser mutua y en ambos sentidos.

Entonces, si la Tierra impone una fuerza a la manzana y viceversa, quiere decir que la gravedad debe afectar paralelamente a todos los demás objetos en el universo. Se afirma sin lugar a duda que la gravedad es un fenómeno universal.

Ilustración que explica el fenómeno del eclipse solar (telescopeobserver)

Nuevo modo de ver al mundo

Poco a poco todo empezó a encajar gracias a las resoluciones y las implicaciones universales de las leyes establecidas por Sir Isaac Newton. Por primera vez se logró predecir la velocidad a la que la Luna orbita al planeta Tierra y además de derrumbaron las leyes anteriormente establecidas  por Kepler, que se basaban en principios mucho más simples.

Fue sorprendente la cantidad de fenómenos que se pudieron explicar y entender la lógica de su movimiento gracias al trabajo de Newton. Inclusive, este personaje clave en la revolución científica comprendió el movimiento de todos los planetas y sus respectivas lunas.

Sin embargo, en un principio él mismo no valoró debidamente trascendental de su trabajo, que registró en un libro y guardó en un estante de su casa. Fue gracias a su amigo Edmond Halley que el contenido de dicho libro fue publicado y difundido.

Primera aproximación

Halley comenzó un proceso de resolución de todos aquellos problemas con los que se habían encontrados los antiguos físicos y astrónomos durante años. A través de las leyes de Newton y los datos históricos recopilados, por primera vez en la historia se logró predecir, con una precisión de apenas cuatro minutos, el eclipse del 3 de mayo de 1715 que se logró observar desde la ciudad de Londres.

Botón volver arriba