fbpx

Vídeo muestra cómo escupe cuando habla

Se uso luz láser para poder captar el volumen de partículas que se liberan al hablar

El vídeo, publicado en The New England Journal of Medicine, mostró cómo los chorros de partículas se liberan cuando alguien dice «mantenerse saludable» en varios volúmenes. Luego, mostró cómo cambió el volumen de partículas cuando la misma persona dijo «mantenerse saludable» con la boca cubierta por una toallita húmeda.

El vídeo, y otras visualizaciones similares, son formas útiles de entender que las cosas salen volando todo el tiempo, no solo cuando tose o estornuda. Esas emisiones respiratorias son una de las formas en que los expertos piensan que el nuevo coronavirus se propaga. Pero dependiendo de cómo se realicen, este tipo de demostraciones pueden ser engañosas y podrían dar a las personas una falsa sensación de seguridad.

La Prensa

La luz láser usada en el vídeo es una técnica común para visualizar y contar gotas en el aire, dice Alex Huffman, profesor asociado que estudia aerosoles en el departamento de química y bioquímica de la Universidad de Denver. Huffman no participó en el vídeo, pero dice «Estás visualizando eso cualitativamente para decir, veo cosas saliendo de mi boca cuando hablo, y cuando pego algo frente a mi cara, sale menos».

Ese es el objetivo detrás de la recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de que todos usen cubiertas faciales improvisadas cuando están en público. Las personas pueden transmitir el nuevo coronavirus incluso cuando no se sienten enfermas. Si se ponen algo apretado sobre la boca, es posible que no emitan tanto virus cuando hablan o respiran, reduciendo, aunque sea ligeramente, el riesgo de contagiar a otra persona.

El láser del vídeo NEJM solo capturó partículas entre 20 y 500 micrómetros (el ancho de un cabello humano es de alrededor de 75 micrómetros). Las personas también producen partículas mucho más pequeñas que eso cuando hablan y respiran, y las partículas más pequeñas aún pueden transportar virus microscópicos, incluido el nuevo coronavirus.

Las partículas por debajo de 20 micrómetros se comportan de manera diferente que las partículas más grandes. «Estas gotas más pequeñas permanecerían en el aire por más tiempo, y es probable que sean mucho más numerosas que las que se muestran aquí», dijo Linsey Marr, profesora de ingeniería civil y ambiental que estudia la transmisión de virus en aerosoles en Virginia Tech.

EL PAÍS Uruguay

Las demostraciones que no incluyen el rango completo de lo que alguien puede rociar cuando hablan todavía son útiles, dice Huffman. Sin embargo, le preocupa que puedan ofrecer una falsa sensación de seguridad y dar la impresión de que cubrirse la boca detiene la mayor parte de su escape personal. De hecho, la mayoría de las telas que las personas pueden usar para hacer máscaras improvisadas, como la tela de una camiseta de algodón, solo filtran una pequeña fracción. Esa pequeña cantidad es mejor que nada, y aún podría interrumpir la transmisión de algo como COVID-19, pero no es un muro impenetrable.

En el siguiente enlace puede observar el vídeo donde se muestra el volumen de partículas que podemos liberar al hablar:

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2007800?query=featured_home#article_citing_articles

Botón volver arriba