fbpx

Trabajadores de Google duplican las demandas climáticas en una nueva carta

Google fue criticado por 1.495 de sus trabajadores en agosto pasado por un contrato de computación con el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos

Los trabajadores de Google vuelven a pedir a la compañía que reduzca todas sus emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030. En una carta enviada este lunes a la directora financiera de la compañía, Ruth Porat, los empleados también le piden a Google que finalice los contratos con las empresas de combustibles fósiles y elimine los fondos para políticos o cabilderos que impiden la acción sobre el cambio climático.

Los empleados del gigante tecnológico están duplicando las demandas que se hicieron en todo el sector en septiembre pasado, cuando los trabajadores de Google, Amazon y Microsoft se unieron a la Global Climate Strike.

(Entrepreneur)

Las cartas anteriores del personal de Amazon y Microsoft también han impulsado esas tres medidas. Los trabajadores de Google van un paso más allá: exigen que su empresa deje de colaborar con cualquier institución que perjudique a las personas que están lidiando con los efectos del calentamiento global. Escriben que no quieren participar en el «encarcelamiento, vigilancia, desplazamiento u opresión» de refugiados u otras comunidades afectadas por el cambio climático.

«Google es una compañía global con miles de millones de usuarios en todo el mundo, muchos de los cuales ya están sufriendo los efectos del desastre climático. Como trabajadores de Google, estamos comprometidos a poner a nuestros usuarios primero, y Google debe hacer lo mismo», se puede leer en la carta.

Google fue criticado por 1.495 de sus trabajadores en agosto pasado por un contrato de computación con el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos. Esos empleados firmaron una petición «exigiendo que la industria tecnológica se niegue a proporcionar la infraestructura para las atrocidades masivas».

La petición llamó la atención sobre los niños migrantes que murieron bajo la custodia de la Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense. También calificó la separación de los niños de sus familias y su cautiverio en los centros de detención como «inmorales según cualquier estándar». Uno de los factores que impulsan la migración reciente de América Central a los Estados Unidos es una sequía en curso exacerbada por el calentamiento global.

Botón volver arriba