Francia pondrá en órbita satélites con ametralladoras y láseres para defenderse

Invertirán más de 4.300 millones de euros para desarrollar su programa militar espacial

A comienzos de julio Francia hizo público su proyecto para crear un comando espacial dentro de su fuerza aérea, con la idea de defender sus satélites. Pues ahora, el ministro de defensa, Florence Parly, anunció el lanzamiento de un programa de autodefensa y vigilancia, por lo que desarrollarán nanosatélites con láseres incorporados, según información publicada en el diario francés Le Point.

El presupuesto estimado para este proyecto es de 700 millones de euros, más los 3.600 millones aprobados anteriormente. La inversión total que estima Francia es de 4.300 millones de euros, para desarrollar su programa espacial militar entre los años 2019 y 2025.

Ametralladoras para destruir

Para septiembre de este año, se espera que comience el funcionamiento de la fuerza espacial dentro de la fuerza aérea francesa. Tendrá sede en Toulouse y, en primera instancia, contará con 220 trabajadores.

Imagen: Moncloa

La operatividad de los primeros nano-satélites patrulla está estimada para el año 2023, según informó el ministro Parly. Comenzará con un objetivo de vigilancia, para que después se le incorporen funciones armadas. Los objetos estarán equipados con cámaras que permiten identificar atacantes. La intención es que las siguientes generaciones de estos equipos tengan sistemas de armamento, esto sería a partir de 2030.

Parly explicó, que si los satélites franceses sienten una amenaza, considerarían cegar a sus oponentes. Esta acción incluye el uso de láseres de potencia  desde la patrulla de nano-satélites.

Agregó que no se limitaría a láseres, que pueden ser recargados por la energía eléctrica que producen los paneles solares, también utilizarían ametralladoras con municiones reales, con la capacidad de romper paneles solares de satélites problemáticos.

«Es autodefensa. Cuando se identifica un acto hostil es aceptable, dentro de los límites del derecho internacional, tener la capacidad de responder de forma apropiada y proporcionada. La ley no prohíbe la militarización ni la impide»

El alto funcionario francés, añadió que no existen obstáculos dentro de las regulaciones vigentes para llevar a cabo el proyecto de su nación. Argumentó que con esta misión no se realizará una «carrera armamentística en el espacio», sino  «una arsenalización razonada». Por esta razón, el tratado espacial firmado de 1967 que impide la puesta en órbita de armas de destrucción masiva, no aplicaría para la incorporación de estos equipos de autodefensa.

«Saturno V» , el sueño lunar de un ingeniero nazi

Conoce los 5 grandes misterios sobre la Luna

Botón volver arriba