fbpx

FDA de EE.UU. autoriza primera prueba COVID-19 casera

Con estas pruebas se reduce el tiempo de exposición del personal médico ante pacientes sintomáticos y asintomáticos

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos ha autorizado el primer kit de prueba COVID-19 en el hogar. LabCorp es la compañía de diagnóstico que produce las pruebas, dice que dará el primer acceso a los trabajadores de la salud.

Con esta prueba, las personas que son elegibles pueden frotarse la nariz para recolectar una muestra de líquido, pero aún así deberán enviarla por correo a un laboratorio para su análisis. El auto-muestreo evita la necesidad de que un clínico realice la prueba, reduciendo su exposición a pacientes sintomáticos. También libera más equipo de protección personal, que es escaso. La prueba cuesta $ 119.

Las personas que se hagan esta prueba tendrán que girar un hisopo de algodón dentro de su nariz. Cuando los médicos toman muestras para una prueba COVID-19, pegan un hisopo muy profundo en la nariz del paciente, donde la parte posterior de la nariz se une con la parte superior de la garganta. Los hisopos nasales autoadministrados son tan precisos como los métodos de hisopos más invasivos, según un análisis realizado por UnitedHealth Group y la Fundación Gates. La FDA comenzó a permitir ese tipo de hisopos a fines de marzo, aunque la agencia dijo que aún tenían que hacerse bajo la supervisión de un médico.

El Universo

Varias nuevas empresas de biotecnología han creado e intentado comercializar pruebas en el hogar durante el último mes, alegando que pueden producirlas bajo reglas que permiten a los laboratorios certificados diseñar y distribuir sus propias pruebas. Sin embargo, la FDA había dicho que cualquier kit de prueba que permita a las personas recolectar sus propias muestras en el hogar necesitaba una autorización adicional. La prueba de LabCorp es la primera en obtener esa autorización. El laboratorio ya había recibido una aprobación para realizar pruebas para la detección del COVID-19 pero esta aún necesitaba la presencia de trabajadores de la salud para poder recolectar la muestra, como todas las demás pruebas de COVID-19 existentes en el mercado, la FDA autorizó esta prueba bajo sus reglas de uso de emergencia; no ha pasado por el proceso normal de aprobación.

Alrededor de 147,000 pruebas de COVID-19 se reportan en los Estados Unidos cada día, lo que según los expertos sigue siendo mucho menor que la cantidad de pruebas necesarias para controlar el brote.

Botón volver arriba