fbpx

Facebook está aprobando anuncios de políticos, supuestamente falsos

Facebook está permitiendo a políticos publicar en su plataforma social anuncios sobre campañas electorales. Mark Zuckerberg lo admite, de hecho, lo hizo público en su Newsroom, afirmando que no eliminará ni interferirá en la autenticidad de los discursos políticos,  a menos que la información haya sido previamente desmentida.

Hasta fecha de hoy varios ejemplos han sido foco de polémica en las redes sociales. Es el caso de la candidata demócrata a la presidencia de EEUU, Elizabeth Warren, quien ha comprobado lo fácil que es publicar en Facebook un anuncio electoral con información falsa.

En el anuncio de Warren se afirma que Zuckerberg apoya a la reelección del actual presidente de EEUU, Donald Trump. En el texto se expresa que el contenido es falso, explicando que Facebook «está dando carta blanca» a Trump para que mienta en las próximas elecciones.

Además, la candidata dice que si Donald Trump intentara hacer lo mismo en televisión, las televisiones se lo impedirían. Lo ejemplifica con el caso de la CNN que vetó la emisión de algunos anuncios electorales de Trump

Lo curioso es que, aunque el anuncio explica que el contenido es falso y critica a Facebook, la propia plataforma aceptó la publicación y no la eliminó.
Facebook se ha mencionado a través de su cuenta en Twitter de Facebook Newsroom, donde ha expresado que el mismo anuncio de Warren fue también emitido por los medios de comunicación más de mil veces. Asimismo, explica que no quieren censurar los discursos políticos. «Es mejor que los votantes, y no las compañías, decidan».

Polémica también por el enuncio falso de Trump sobre las relaciones de Biden con Ucrania

 

El de Warren no ha sido el único caso. Facebook también se negó a eliminar un anuncio de la campaña de reelección de Trump para las próximas elecciones en las que acusa al ex vicepresidente Joe Biden de corrupto, por su labor en Ucrania durante el anterior gobierno, de Barack Obama. Por su parte, la plataforma social más grande del mundo, volvió a responder con el mismo criterio.

En resumen, Facebook se justifica en todos estos casos concluyendo que si uno de los verificadores de hechos de Facebook no desmiente una información, la empresa se reserva el derecho de publicarla.
Botón volver arriba