fbpx

Amenazas cibernéticas: EE.UU y Rusia se centran ahora en la infraestructura civil

La confrontación entre Estados Unidos y Rusia en el tema Cibernético está afectado cada vez más la infraestructura civil, específicamente las redes eléctricas, según los informes generales de la prensa. Este conflicto entre las dos naciones ha sido puesto bajo el ojo público por The New York Times cuando informó sobre un cambio de Comando Cibernético en Estados Unidos. Por consiguiente, el enfoque de este cambio es más ofensivo y agresivo en ataques a la red de energía eléctrica rusa.

No obstante, la publicación de The New York Times ha generado la negación de la administración en cuanto al tema. Pero Moscú reveló una advertencia a las actividades antes mencionadas, que suponen un «desafío directo» que exigen respuestas.

Por otro lado, la revista WIRED ese mismo día había publicado un artículo donde mencionaba el crecimiento exponencial del ciber-reconocimiento de las redes estadounidenses. Esto sucede por programas maliciosos avanzados que proceden de una institución de investigación rusa, se detalla que este mismo programa fue el causante de detener el sistema de operaciones de una refinería de petróleo en Arabia Saudí en el año 2017.

Puntos de vista

Según lo publicado por The New York Times, el ataque de infraestructuras por ambos países data, al menos, desde el año 2012. Y en estos últimos tiempos el alcance de las operaciones parecen no tener limites.

Por otra parte, Washington y Moscú se observan el uno al otro como oponentes con grandes capacidades. En cuanto al cuerpo estadounidense éstos toman sus precauciones por el poder autoritario que puede alcanzar Moscú para acorralar a los sectores privados y redes criminales para incrementar sus capacidades cibernéticas.

Desde el punto de Moscú se observa una fortaleza cibernética de alto grado en Estados Unidos, contando con la capacidad de crear programas maliciosos que están por encima del promedio general. Uno de los programas maliciosos más sofisticados que se conocen son el «VirusStuxnet». En todo caso, ambos adversarios observan la infraestructura civil como una vía quizás necesaria para disuadir.

Image result for ciberataque

Teniendo en cuenta las capacidades de Washington y Moscú para el desarrollo de tecnologías cibernéticas, ambos han concluido en diferentes caminos para el desarrollo de nuevas políticas para la guerra.Tomándose en cuenta las interpretaciones individuales que ambos tienen de los acontecimientos.

En otro punto, entre ambas naciones existe un abismo marcado por la voluntad de utilizar operaciones cibernéticas y la capacidad de lanzar estas mismas. Las capacidades del ejercito estadounidense fracasó ante la decisión de cuándo y dónde ejecutar dichas operaciones. En el caso de Rusia, sus fuerzas armadas cuentan con la capacidad de realizar las acciones pero se ven sepultadas debido a la voluntad de realizar estas operaciones.

Aunque la disuasión entre ambas partes no solo se decide entre su «voluntad» y «capacidad«, las autoridades cibérneticas del Kremlin aseguran que Estados Unidos busca «socavar la posición global de Rusia». Esto se podría ver en las operaciones que ha tenido Estados Unidos y estas han afectado la política exterior de Moscú. Siendo esta la visión del Kremlin, han declarado que ante futuras interrupciones estás serán vistas como un acto de ciberagresión por parte de Estados Unidos.

Image result for ciberataque

Whashinton no dedica esfuerzo en comprender la visión rusa. Los funcionarios estadounidenses quedaron sorprendidos en 2016 cuando Rusia influyó en las elecciones presidenciales estadounidenses, pero esta impresión solo fue por el distinto enfoque de Moscú en atacar.

Para el año 2008 el ejercito ruso había escrito una serie de artículos sobre las consecuencias de militarizar el ciberespacio en base a lo que se percibía por Whashington. Esto lleva para el año 2016 el análisis por parte de Rusia en perseguir y quebrantar la ciberpaz con Estados Unidos demostrando su «potencial de información».

Botón volver arriba