Ciencia

Otro ‘error’ en el sistema eléctrico: esta semana el MW/h ha llegado a costar 11.498 euros

La media de 2018 fue 56,40

El pasado día 7 de mayo, entre las 20:00 y 21:00 horas el precio actual de un megavatio hora se disparó en el mercado secundario llegando a costar 11 498 euros, superando de esta manera el límite máximo establecido en la normativa de 9 999 euros, viéndose esta situación para algunos analistas como algo insólito.

Es verdad que el promedio del año 2018, que fue de 56,4€/MWh, no representa una cifra beneficiosa para comparar esa subida, ya que los picos son compensados con los valles; sin embargo, por la falta de espacios energéticos tipo campos de fútbol, con estos datos entendemos más fácilmente el alcance de la gran desviación con respecto al promedio que hoy manejamos.

El sector eléctrico nacional esta de acuerdo en que esta situación es demasiado rara, es tan notable que la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha iniciado la investigación con respecto al caso, aunque esto no haya afectado a los consumidores pero si a las empresas causantes de este problema, con el fin de esclarecer lo sucedido y en concreto evitar que vuelva a pasar.

Un problema recurrente… el precio de la luz

 

En si se reportan dos fallos, el primero en la central de gas de Engie (Castellnou) y el segundo ocurrió en las turbinas eólicas de Acciona, todo esto entre alas 20 y 21 horas. Esto produjo una alteración en lo que respecta a la relación «oferta y demanda», sin embargo la puntilla llega justo después. El pico del consumo en horas de la noche entró de lleno, pero antes de lo previsto.

La regulación en su ley, establece que al suceder este tipo de situaciones los costos que se generen de estas, no deben afectar sobre los usuarios o consumidores, sino recaer sobre la o las empresas que se encuentren gestionando la o las centrales eléctricas. Con esta medida se busca minimizar en gran medida los errores cometidos con respecto a los fallos eléctricos.

La CNMC al iniciar la investigación y abrir su respectivo expediente, busca fielmente confirmar que estos costes no afectaron a los consumidores finales, además de enviarle una propuesta al Ministerio de Transición Ecológica para de ser necesario realizar cambios, se lleven a cabo, para así evitar en gran medida esos problemas.

Todos saben lo complicado que es el sistema español, tanto así que muchos opinan que se debe reformar. Implementar un sistema de casación de ofertas es algo un poco difícil de controlar, ya que las empresas involucradas tienen un gran  espacio para maniobrar.

Al contar con este sistema de subasta las empresas están obligadas a cumplir con la demanda, así de fácil, pues hay productoras que llevan sus precios  a lo más alto para así decidir que aunque la demanda crezca no verse en la obligación de colocar a funcionar la central. De hecho al momento de suceder los problemas eléctricos en cuestión, obviamente para solucionar el problema se necesitaron de estas centrales de emergencia, razón por la que el precio se dispara.

Vota este articulo
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar