Automóviles

Elon Musk se lo pensará mejor antes de volver a ‘tuitear’ sobre Tesla la próxima vez

Elon Musk se ha creado una buena reputación muy al estilo Donald Trump; la de que no se le puede dejar sin supervisión en las redes sociales (especialmente Twitter) para evitar una guerra mundial, o en el caso de Musk, destruir su multimillonaria compañía.

Hace solo un año, Musk hizo un anuncio en su Twitter acerca de Tesla saliendo de Bolsa y hablando sobre los fondos (supuestamente «suficientes») que tendría para ello, información que resultó no ser cierta y tuvo un efecto tan negativo en sus accionistas que tuvo que renunciar al puesto de presidente de Tesla, pagó tuvo que pagar $20.000.000,00, además de la supervisión de un abogado para hacer cualquier publicación en sus redes. Sin embargo Elon ha incurrido en este acuerdo hace unos pocos meses, cuando en el mes de febrero volvió a tomar a las redes sociales para expresarse sin pensar muy bien las consecuencias (o veracidad) de sus palabras.

Esta vez, el ex-presidente de Tesla Motors, la empresa líder de automóviles eléctricos premium, publicó un tweet hablando sobre los objetivos que tenía en cuanto a producción, mensajes obviamente exagerados y que luego la compañía tuvo que encargarse de rectificar, además está de más recalcar que dicho anuncio tampoco fue previamente aprobado por los responsables competentes.

Afortunadamente para Musk, no ha tenido que enfrentar sanción alguna por sus incoherencias, aunque es obvio que no lo han dejado escapar sin una advertencia sobre el supuesto de que vuelva a incurrir en su acuerdo, y es que la próxima vez no tendrá un trato tan flexible en respuesta a sus acciones. Musk ha prometido nuevamente no volver a actuar de manera impulsiva, al menos no en sus redes sociales.

Pero claramente este episodio que fácilmente pudo haber acarreado consecuencias peores para Elon Musk no ha sido suficiente para que se abstenga de actuar sin consideración previa, ya que en poco tiempo volvió a sus andanzas, aunque esta vez no resultara tan mal para él, quien sólo salió del embrollo con una advertencia y más supervisión sobre sus movimientos en las redes.

Sin embargo, ya que el fundador de Tesla ha acordado con las autoridades del país norteamericano consultar cualquier declaración pública relacionada con las finanzas de la empresa con su asesor legal, Musk enfrentará consecuencias más costosas en el futuro si vuelve a faltar a dicho acuerdo. En caso de que el empresario cometa algún error nuevamente, deberá presentar regularmente informes al juez sobre su uso de la red social Twitter, y las multas que afrontará por sus faltas serán cada vez más altas en caso de cualquier nueva violación de su acuerdo.

Vota este articulo
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar