Apps

Cómo Tinder ha cambiado a todos salir a ligar por la noche

 

Estamos en la época en la que los matches han reemplazado a los flechazos, términos cómo crush y ghosting han reemplazado a otros cómo «quedarse prendado» y que te ignoren, básicamente en vez de ligar, hoy en día sólo instalas Tinder en tu celular.

Básicamente si quieres dejar de ser soltero, Tinder es la opción más conocida para este fin, amada por muchos y odiada por muchos más, Tinder genera aproximadamente 1.000.000 de citas cada semana, y desde 2012, el año en que se lanzó, unas 30.000 millones de personas han hecho match en todo el mundo.

Cada vez tenemos menos motivos para salir de casa

Tinder ha cambiado la manera en la que nos conocemos o hacemos el primer contacto, facilita encontrar una pareja potencial pero es sólo eso; una herramienta. Al final, el contacto físico será necesario y las citas son las que realmente dictarán el curso de una relación (o el fin de la misma), y los bares y discotecas siguen siendo los lugares favoritos para conocer en persona a ese a tu posible interés romántico, y aún son las segundas citas las más importantes según estudios.

Sin embargo, con la llegada de las redes sociales, Netflix y consolas de video juegos, salir de casa es cada vez más innecesario si quieres conocer gente nueva o pasar un buen rato. No obstante, esto nunca podrá reemplazar a las relaciones cara a cara, no hay mejor red social que un bar.

Ya hay bares y clubs que prohíben utilizar los smartphones en el local, ya que es muy común ver grupos de jóvenes de a diez enfocados en sus móviles sin siquiera interactuar entre sí.

Sin embargo, lo que importa en realidad es la cifra de parejas reales que se crean gracias a Tinder, y al menos según un estudio de la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos, casi el 40% de las parejas en la actualidad se han conocido por internet.

Pero en conclusión, estas herramientas no han cambiado la manera en la que nos relacionamos cómo tal, sino cómo nos conectamos o encontramos por primera vez.

Cómo nos seducimos usando Tinder

Lo que sí se mata bastante en esta primera conexión es la seducción, ya que si antes la voz o la mirada de alguien influían enormemente en tu primera impresión sobre una persona, hoy en día lo hace solo una foto en una pantalla.

Sin duda alguna muchas personas están cada vez más interesadas en seducir e interactuar, o digamos ligar, por Tinder, ya que muchas lo intentan de manera tradicional y se encuentran con que es un mundo muy diferente.

Pero a pesar de que las reglas pueden haber cambiado, pero el juego es el mismo; ahora nos interesamos en cómo superar la barrera del «hola, cómo estás?» tan aburrido, pero básicamente se sigue tratando de destacar, encantar, ser pícaro/a e inteligente más que todo, y siguen siendo los individuos masculinos quienes tienden a dar el primer paso.

Tinder se enfoca mucho en mantener su red libre de personas acosadoras e irrespetuosas, ya que aún hay un lógico estigma en quedar para verte con un desconocido, así que hay que desarrollar una sensación de confianza y elegir un buen punto de encuentro al conocer a alguien por Tinder.

Por otro lado, sí se ha comprobado que Tinder ha promovido la vida sexual de sus usuarios, la cual ha aumentado en cantidad pero su calidad ha disminuido, según especialistas. Tinder ha propiciado una ola de sexo esporádico entre sus usuarios, sin embargo, este tipo de relaciones puede ser perjudicial a cierta edad, mayormente en mujeres.

A pesar de esto, muchos ven este aspecto cómo positivo para las bases de una relación, ya que puede ayudar a evitar problemas futuros cómo la falta de iniciativa o «ganas» para el acto sexual, ya que cancela muchas de las inhibiciones que se pueden presentar generalmente con el paso del tiempo en una relación.

No podemos olvidar que aunque Tinder tiene fines principalmente románticos, si bien un match sin química llegase a darse, una hermosa amistad o varias puedes resultar del uso de la app, muchos la utilizan al viajar para conocer gente local durante su estadía, y es que incluso puedes suscribirte a una función premium llamada Tinder Passport, que te permitirá conocer personas de otros países, ya sea que quieras sumergirte un poco más en el idioma o hasta hacer negocios.

El extraño algoritmo del amor

Está claro que Tinder nos deja elegir quién nos gusta y quién no con su sistema de swipes tan conocido, pero ¿alguna vez te has preguntado cómo exactamente son elegidos los candidatos que te enseña la app?

Básicamente, Tinder desarrolla un algoritmo que se basa en la «deseabilidad» de sus usuarios, es decir: tal y cómo en una competencia los jugadores que se enfrentan deben estar al mismo nivel, en la competencia del amor, sólo se compite entre individuos igualmente cotizados, esto claramente se traduce en los más atractivos (según la opinión de los usuarios mismos) con los más atractivos y los que no lo son tanto tendrán la posibilidad de hacer match con aquellos que también estén «a su nivel». Así que aunque la mayoría de las personas piensan que están viendo sugerencias basadas en su cercanía, en realidad esto no es del todo cierto.

Debido a la obvia naturaleza narcisista en extremo de este básico algoritmo, Tinder ha asegurado que dicho sistema es cosa del pasado, ya que el actual se basa más en los comportamientos similares que tuvieron los usuarios en el pasado, lo cual, sumado a otros factores cómo los estudios y el trabajo, empareja a los candidatos en base a aspectos más significativos, o al menos, eso asegura la empresa.

Dicho esto, aunque parezca difícil de creer, un estudio de la Universidad de Chicago, específicamente del departamento de psicología, ha concluido que en promedio, las parejas que se forman en el internet tienden a ser más estables que aquellas que se originan fuera del mismo, así que tal vez estamos ante solo el comienzo de la única manera (o al menos la predominante) en la que buscaremos pareja en el futuro.

Vota este articulo
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar